Follow by Email

lunes, 26 de septiembre de 2011

Periódicos en el Porfiriato

En México, los medios de comunicación han jugado muy importante para el desarrollo de la sociedad. Desde el siglo XIX, la prensa ha sido de gran ayuda para difundir lo que pasa en todo el país y, en algunos periódicos, dar el punto de vista de los gobiernos que ha tenido nuestra nación. Por ello, es que la "Libertad de imprenta", promulgada en los tiempos de Benito Juárez (1857), sirvió como parteaguas para señalar el inicio de la época de las imprentas.
En México ha habido periódicos muy importantes, tantos que en el siglo XIX llegaron a mostrar los siguientes tirajes.
      Diario                                      Tirajes
El Imparcial                                 36, 000
El Universal                                    4,500
El Tiempo                                      3, 500
El Globo                                         3, 000
El Nacional                                     1,000
El Diario del Hogar                           800


-El Imparcial
Considerado como el “verdugo” de la tradicional prensa de oposición en México,  El Imparcial, fundado por Rafael Reyes Spíndola, vio la luz a fines del año de 1896, y resultó ser todo un parteaguas en la historia del periodismo en nuestro país, pues éste fue el primer diario “moderno” e “industrial”.
Con respecto al mote de “verdugo” que uso para calificar a este perió-dico, se le consideró de esa manera debido a que la moderna maquinaria que usaba le permitió un tiraje mucho mayor, que llegó a alcanzar los 36 000 ejemplares, cantidad enorme si se compara con El Diario del Hogar, que en esa época tenía un tiraje de tan sólo unos 800 ejemplares.
No fue la maquinaria el único factor que hizo de El Imparcial el diario preferido por la opinión pública”; hubo otros elementos que le ayudaron a alcanzar el gusto de los lectores y permanecer en él.

Por ejemplo, el acercamiento de sus redactores a la corriente literaria del naturalismo hizo que se desarrollaran la hoy tan conocida “nota roja” y el amarillismo periodístico, pues dejó de considerarse de mal gusto referir detalles y descripciones de aspectos de la realidad referidos a ámbitos trágicos y dramáticos de la vida social e individual y, por el contrario, se consideraba que el acercamiento “naturalista” a estos temas era una forma acertada de conocimiento de la realidad.

Asimismo, El Imparcial, de tendencia oficialista, acaparó las subvenciones del gobierno, lo que dejó sin recursos a otros diarios que, de esta manera, no pudieron sufragar sus gastos de operación y se vieron en la necesidad de cerrar sus puertas. A lo anterior hay que agregar el precio de El Imparcial, que llegó a ser de tan sólo un centavo por ejemplar, lo que terminó por hundir de manera definitiva a diversos rotativos que intentaron permanecer en el negocio, no obstante que algunos sí pudieron sobrevivir hasta finales del Porfiriato, como fue el caso de El Diario del Hogar.

Al ser de tendencia gobiernista, El Imparcial se centró en servir como herramienta de propaganda al régimen y su obra, privilegiando la noticia más que la opinión y la reflexión —éstas comúnmente encontradas en los editoriales de los periódicos de oposición—, pero sobre todo su misión fue, según Nora Pérez Rayón, “vincular directamente el orden y la paz, así como la prosperidad económica, con el personaje central del sistema, el presidente Porfirio Díaz".


-El Universal
Nació el 1 de octubre de 1916 a iniciativa del ingeniero Félix Fulgencio Palavicini, quien formaba parte del Congreso Constituyente de Querétaro. El objetivo del nuevo diario fue dar la palabra a los postulados emanados de la Revolución Mexicana, cuando comenzaba el Congreso Constituyente.
En la esquina de Madero y Motolinía, en el centro de la capital, se ubicó la primera redacción y los talleres del periódico provistos de una rotativa Goss. En esta máquina se imprimió la primera Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en 1917.
El diario defendió los postulados de la Carta Magna y se propuso fortalecer la reconstrucción económica, social y jurídica del país, con la aplicación de un ideario basado en la rehabilitación de la autoridad civil, antirreeleccionismo, apego a las garantías constitucionales, libertad de expresión e igualdad jurídica de la mujer.

En enero de 1921 adopta el lema de "El Gran Diario de México". Su dinamismo lo impulsa a ser el primer periódico en lanzar una edición vespertina: EL UNIVERSALGráfico, el cual apareció el 1 de febrero de 1922. En esa década de los 20, la redacción y los talleres se mudan a las calles de Bucareli e Iturbide, respectivamente.

El 14 de abril de 1923, Félix Fulgencio Palavicini deja la Gerencia y Dirección General del diario para dedicarse de lleno a su actividad política. Miguel Lanz Duret asume como Gerente y José Gómez Ugarte como Director. A la muerte del primero, en 1940, la Presidencia y Dirección General pasa a Miguel Lanz Duret Jr, su hijo.


-El Tiempo (1883-1912)
Periódico católico de Victoriano Agüeros. Publicó una carta en la cuál denunciaba el comportamiento y actos del militar Agustín de Iturbide Green. Oficializó la acusación el 26 de abril de 1890.


- Diario del Hogar
Nacido en 1881 bajo la dirección de Filomeno Mata y destinado a perdurar por 31 años, El Diario del Hogar se distinguió en aquellos primeros momentos como defensor del movimiento tuxtepecano que había llevado a Porfirio Díaz al poder. Sin embargo, y debido a la necesidad del régimen por controlar la férrea y crítica oposición que por parte de la prensa se hacía al gobierno, en 1883, durante el periodo presidencial del general Manuel González, se reformaron los artículos constitucionales sexto y séptimo que protegían a los periodistas al declarar la libertad de prensa y la existencia de dos jurados especiales para conocer sobre los delitos de imprenta (uno para calificar el hecho y otro para designar la pena).Con las modificaciones señaladas, los periodistas quedaron sujetos a los juzgados del fuero común y por ello expuestos a las acusaciones tanto por parte de terceros como por parte del gobierno. Tal reforma fue un elemento importante para regular la actividad periodística en contra del régimen, un instrumento para someterla.

Este hecho marcó el comienzo en el viraje que El Diario tendría con respecto a la antigua posición de apoyo al gobierno,  y fue otra modificación constitucional —esta vez en 1887, para permitir la reelección del  general Díaz— lo que terminó por orientar al periódico dirigido por Mata hacia el lado de la oposición.
 
Es precisamente a partir de esta época cuando  El Diario del Hogar adquiere las características que Daniel Cosío Villegas atribuye a la prensa desde la República restaurada; es decir, pasó a formar parte de un periodismo combativo y crítico  que incluso constituyó una alternativa como espacio de opinión ante la ausencia de partidos políticos, pues fue en la prensa donde se dieron los grandes debates de la época.Como toda buena publicación de corte liberal, El Diario tuvo como fundamento de sus ataques la defensa de los preceptos de la Constitución de 1857, los cuales eran frecuentemente violados por la administración de Díaz, por lo que se dedicó principalmente a “fustigar a la clase política porfirista y a la administración pública federal y estatal” en lo concerniente a la obediencia a los mandatos constitucionales de 1857 mediante encendidas notas editoriales en las que se expresaban las opiniones y tendencias del periódico.


-El País de Trinidad Sánchez Santos
El diario inició su publicación en la Ciudad de México el 1 de enero de 1899. Su fundador y director fue el periodista tlaxcalteca Trinidad Sánchez Santos. En sus páginas se difundieron las ideas del catolicismo progresista, que don Trinidad sostenía. Dos lemas encabezaron sus titulares: primero "Libertad en todo y para todos, menos para el mal ni para los malvados", y después, la frase latina Pro Aris et Focis Certare, "Combatir por la religión y por la Patria", acuñada de los escritos del orador romano Cicerón. A través de sus columnas, Sánchez sostuvo controversias con polemistas de alto nivel, como Francisco Bulnes o Justo Sierra.

Su empresa noticiosa resultó en un éxito rotundo, particularmente por su posición independiente: de cinco mil ejemplares, llegó a alcanzar un tiraje de doscientos mil. Además, innovó en las técnicas del campo periodístico, al utilizar por vez primera la llamada prensa a colores.

Durante el Porfiriato, El País se caracterizó por ser un medio de oposición moderado; al triunfo revolucionario, atacó sin tregua la administración del presidente Francisco I. Madero, prestando posteriormente su apoyo al gobierno de Victoriano Huerta. En marzo de 1912, el director sufrió un atentado por sus críticas al régimen surgido de la revolución de 1910, que se consideró pudo provenir del grupo cercano a Gustavo A. Madero. Era tal el enfrentamiento con el gobierno, que el 2 de mayo del mismo año, Sánchez Santos fue encarcelado bajo la acusación de dar noticias falsas y sensacionalistas; siete días después, salió libre, pero fue desterrado de México; murió al poco tiempo. El último ejemplar detectado de El País corresponde al 28 de febrero de 1914.



Fuentes:
http://www.inehrm.gob.mx/Portal/PtMain.php?pagina=diasdemexico-detalle&cat=8
http://biblio.juridicas.unam.mx/revista/pdf/HistoriaDerecho/10/cnt/cnt30.pdf
http://www.publicaciones.cucsh.udg.mx/pperiod/Lhistoricas/pdfs/vol3/8.pdf

1 comentario: